GASTOS DE HIPOTECA - CLAUSULA SUELO

info@clausulasuelotoledo.com | 925 222 966 - 91 042 5491

Gastos de Hipoteca

RECLAMACIÓN GRATUITA DE GASTOS DE HIPOTECA

SIN PORCENTAJE 

COBRAMOS DE LAS COSTAS JUDICIALES

NO COBRAMOS HASTA QUE USTED RECOBRE SU DINERO

Según la Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015, es el banco predisponente quien tiene el interés principal en la documentación e inscripción de la escritura de préstamo con garantía hipotecaria es, sin duda, el prestamista, pues así obtiene un título ejecutivo (art. 517 LEC), constituye la garantía real (arts. 1875 CC y 2.2 LH) y adquiere la posibilidad de ejecución especial (art. 685 LEC) por lo que ha de ser el encargado de correr con los gastos de notario y registro. así el RD 1427/1989 de 17 de noviembre, por el que se aprueba el Arancel de los Registradores de la Propiedad, prevé en su Anexo II, norma octava: “Los derechos del Registrador se pagarán por aquel o aquellos a cuyo favor se inscriba o anote inmediatamente el derecho”. De modo concordante el art. 51 del Reglamento Hipotecario, aprobado por Decreto de 14 de febrero de 1947, prevé en su Regla Décima, que en el acta de inscripción se expresará la persona a cuyo favor se practica la inscripción, siendo así la entidad financiera.

 

Debe entenderse que los gastos de tasación resultan igualmente beneficiosos para la entidad, por cuanto que es imprescindible para la emisión de bonos hipotecarios, de ser objeto de participaciones hipotecarias, o de servir para el cálculo del límite de emisión de las cédulas hipotecarias. Como muestra el art. 8.1 del RD de 716/2004, de 24 de abril por el que se desarrollan determinados aspectos de regulación del mercado hipotecario determina que “Los bienes inmuebles por naturaleza sobre los que recaiga la hipoteca deberán haber sido tasados con anterioridad a la emisión de títulos por los servicios de tasación de la entidad financiera prestamista o de entidades homologadas, con arreglo a lo que dispone este real decreto. Dicha tasación tiene por objeto estimar de forma adecuada el precio que pueden alcanzar aquellos bienes de manera que su valor se constituya en garantía última de las entidades financieras y de los ahorradores que participen en el mercado.” Esto es, como medio para la captación de pasivo y procurarse así recursos la entidad, precisa la tasación previa de los inmuebles sobre los que recaiga la hipoteca. Que la tasación del inmueble solo reporta beneficios para la entidad prestamista, de reputarse abusiva tanto por su común falta de concreción al incluirse de modo genérico en una cláusula indiscriminada de traslación de gastos como por el grave desequilibrio que genera entre los derechos y obligaciones de las partes en perjuicio del usuario adherente, al suponer, en contravención con lo dispuesto en el art. 89.2 TRLGDCU, la transmisión al consumidor de consecuencias económicas de gestión que no le son imputables.

 

En cuanto a los gastos de gestoría la STS, de 23 de diciembre de 2015 destaca que al referir que “Quien tiene el interés principal en la documentación e inscripción de la escritura de préstamo con garantía hipotecaria es, sin duda, el prestamista, pues así obtiene un título ejecutivo, constituye la garantía real y adquiere la posibilidad de ejecución especial” es evidente que los gastos adicionales impuestos para llevar a efecto dicho otorgamiento e inscripción como son los de gestoría han de ser asumidos por la entidad.

 

Por último y en cuanto al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, el precepto que desarrolla o interpreta quien ha de soportar el importe del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados es, según el art. 29 TRLITP y AJD: “Será sujeto pasivo el adquirente del bien o derecho y, en su defecto, las personas que insten o soliciten los documentos notariales, o aquellos en cuyo interés se expidan”. Siendo el hecho imponible la generación de documentos notariales inscribibles en el Registro de la Propiedad (art. 31.2 TRLITP y AJD), el sujeto pasivo será aquel que inste o solicite el documento notarial en cuyo interés se expide, que es la entidad financiera, la cual adquiere el derecho del acreedor garantizado, en los términos de la STS de 23 de diciembre de 2015, pues es quien adquiere un derecho real de garantía y no el prestatario que obtiene una deuda, un pasivo crediticio. Por lo tanto, es más que evidente que es la entidad financiera quien mantiene la primera copia de la escritura del préstamo y de la que pretende servirse también llegado el caso para la ejecución conforme al art. 517.2.4º LEC que exige la presentación de “escritura pública con tal de que sea primera copia”, por lo que resulta obvio que ha de ser la entidad quien deba sufragar el precio de este impuesto.